Dólera quiere subirse a mi balcón

2 comentarios

Creía que Joaquín Dólera, aquél carismático líder de Izquierda Unida, hoy Izquierda Hundida, había pasado a mejor vida, políticamente hablando. Por eso, cuando iba yo a entrar el viernes por la noche por el portal de mi casa, me pareció ver la cabeza del comunista colgando de una farola cerca de mi balcón y claro, lo primero que se me vino a la cabeza fue "joer, van a nacionalizarme el piso en plan tó par pueblo". Vaya por delante que esos delirios no fueron fruto de ningún exceso de alcohol ni nada parecido, no quiero que nadie piense que me pasó lo que a Dólera, cuando lo pillaron con las manos en el vodka y se negó a someterse a un control de alcoholemia, allá por 2002. Que por cierto, otra cosa no, pero el señorito era coherente, se pimplaba su botella de vodka, que aquí uno es comunista y pro-soviético hasta las últimas consecuencias, o hasta la última gota, según se mire.

El caso es que el susto se me pasó a la mañana siguiente cuando me enteré de que en IU de Murcia andaban tan escasos y tan faltos de personal medianamente presentable (entendiendo como medianamente presentable lo que cada uno considere), que han tenido que rescatar del olvido a este gran hombre grande. Estoy intentando hacer memoria de las hazañas de este personaje y, a parte de lo del vodka, sólo me viene a la mente una imagen suya el día de la huelga general que le montaron a José María Aznar, luchando activamente contra el capitalismo, encarnado por El Corte Inglés. Lo que pasa es que también recuerdo verlo escasos días después en el mismo centro comercial, en el mostrador donde se hacían las tarjetas y se financiaban las compras. Ignoro si estaba haciéndose una tarjeta nueva porque la había destrozado como muchos de sus otros compañeros.

Y bueno, poco más se puede decir de Joaquín Dólera, esas vienen a ser sus gestas en la Región. Sin duda, el currículum revolucionario y al servicio de la clase obrera justifican sobremanera que encabece la lista de IU al Congreso. Aunque la verdad que viene a dar lo mismo que pongan a este hombre, a la botella de Vodka o al Pichilate, si es que tuviera ideas comunistas, cosa que no sabemos, porque el Pichilate es toda una institución en Murcia que no entra al trapo en cuestiones tan ordinarias como la política. Podría seguir escribiendo, sólo tendría que inspirarme asomándome otra vez por la ventana, pero no lo haré, porque temo que el cartel pueda acabar cobrando vida y me termine ajustando las cuentas por lo que acabo de escribir.

Rajoy devuelve la ilusión

3 comentarios

Admito que tenía mis dudas ante la actitud de Mariano Rajoy en el debate de ayer, pero me equivoqué, porque el presidente del Partido Popular estuvo inmenso. Fue capaz de resumir los despropósitos de cuatro años de legislatura en pequeñas píldoras de tres minutos, donde hubo lugar para darle un repaso a Zapatero en economía, inmigración, terrorismo. Por supuesto que habló de más cosas, pero creo que en esas tres fue en las que Rajoy estuvo especialmente brillante. Rajoy se atrevió a hablar sin miedo, sin tapujos, de problemas reales con el enfoque que muchos ciudadanos le dan. Supo combinar los ataques y explicaciones vehementes con unas formas calmadas y gran control sobre sí mismo. Defendió a sus votantes ante los que los acusan de ser una "turba de imbéciles" y defendió a las víctimas del terrorismo. Todo ello con la sencillez y claridad suficientes como para que lo entendiera desde el arquitecto, hasta el fontanero. Así se hace. Así se consigue, no sólo informar al votante, sino también inyectar una fuerte dosis de ánimo e ilusión a los 700.000 afiliados de ese partido y a los millones de simpatizantes, lo que resulta imprescindible de cara a la labor formal de los primeros, e informal de los segundos, que llevan a cabo estos días.

La mayor muestra del triunfo de Rajoy se pudo ver en cómo de manera progresiva, Zapatero se ponía más y más nervioso, con lapsus como "hemos financiado la educación de 3 a 6 años y ahora financiaremos la del tramo de 0 a 3 porciento" o refiriéndose a los "ciudadanos de la Comunidad Valenciana y Alicante". Zapatero ofreció más de lo mismo, demagogia, humo, eslóganes y continuas referencias al pasado o a hechos que no pueden exprimir más, como la guerra de Irak o el 11M, aspecto en el que, por cierto, Rajoy le paró muy bien recordándole sus llamadas a los medios de comunicación "informándoles" de que había suicidas en los trenes. El Presidente del Gobierno en funciones estuvo nervioso, con rostro desencajado, interrumpiendo continuamente al candidato popular y con sus cejas más circunflejas que nunca.

Anoche, los españoles pudieron ver que Rajoy es una alternativa posible y creible de gobierno. Un hombre tranquilo, pero con sangre en las venas y, sobre todo, con las ideas claras y centradas en lo que es realmente importante para los españoles. Ayer quedó patente que la basura intelectual que vierte Zapatero sólo necesita de una persona solvente frente a él para que se le caiga la máscara y aparezca la persona intolerante, con pésima educación y formación, y peligrosamente pueril que puede llegar a ser. Las máscaras ya se han caído, ahora lo único que hace falta es que algunos españoles se quiten la venda que impide ver los rostros de cada cual.

Rajoy puede ganar

7 comentarios

Lo dicen todas las encuestas, incluso las que han sido precocinadas por grandes chefs de la estadística. Rajoy puede ganar las próximas elecciones porque, tal como demuestran esos sondeos, el PSOE está estancado en el 41,5%-42%, incapaz de superar esa barrera y con una ligera tendencia a la baja. El PP sigue arrancando votos al PSOE, y tiene a su favor que es el partido con mayor fidelidad entre su electorado. Con este panorama, es el Partido Popular quien tiene en su mano ganar las elecciones, ahora bien, dudo mucho que la actitud que lleve al PP a La Moncloa sea la mantenida en el debate de ayer entre Manuel Pizarro y Pedro Solbes. Nadie duda de la solvencia y superioridad intelectual y profesional del primero sobre el segundo, pero mientras que Solbes parecía que estaba haciendo el mercado de los jueves, Pizarro se limitó a buenas palabras y exponer sus ideas, sin que llegara a plantearse un debate en el sentido estricto del término.

Al margen de lo ayer, y a la espera de que lo que haga don Mariano en los debates, hay que reconocer que el Partido Popular está haciendo una buena pre-campaña, campaña o como se llame esto. ¿Por qué? Pues porque está siendo capaz de llevar la iniciativa con propuestas económicas de calado, con medidas concretas que afectan a problemas reales como la inmigración, con mensajes claros en materia de identidad nacional, modelo de Estado y educación. El reflejo de que las cosas se están haciendo bien está en las encuestas y en el sentir de mucha gente. Yo mismo pensaba que la campaña de los populares sería caótica, pero he de reconocer que me está gustando y que se trata de una campaña donde verdaderamente hay algo más que puro marketing. Pero de eso ya hablaré otro día, porque merece la pena comparar ambas campañas.

Sinceramente, no sé si es que la etapa post-exámenes me está afectando y mis neuronas se están relajando, pero empiezo a creer que existe una pequeña posibilidad de que Rajoy se ponga las pilas y gane estas elecciones. Dicho sea de paso que, ese día, no estaré en España aunque tengo la esperanza de poder si algún día me llega la documentación del voto por correo. Viviré la última semana electoral y el propio 9M en Estados Unidos, pero hay unos cuantos blogs que se quedan haciendo guardia y que suplirán con creces mi ausencia esos días.

Comienza la cuenta atrás

1 comentarios

Esta madrugada comienza oficialmente la campaña electoral de las elecciones generales y, tal como ocurrió con las pasadas elecciones municipales y autonómicas, desde El Mentidero me centraré en dar cobertura a lo que ocurra durante estos días aunque, en realidad, llevamos cuatro años de campaña electoral. El Partido Popular no ha dejado de estarlo, salvo los primeros meses de legislatura en los que no salía de su estado shock, y tampoco el PSOE, inseguro ante lo inesperado de su victoria y los difíciles equilibrios y enormes cesiones que ha tenido que hacer para seguir en el poder.

Dicen las encuestas que están van a ser las elecciones más reñidas de la democracia, con una pequeña ventaja a favor del PSOE que, en el caso de algunos sondeos, queda diluida en el propio margen de error. Aunque tampoco el PP está para dar saltos, pues ninguna encuesta le da la mayoría y, en caso de conseguirla, se enfrentará a la muy difícil situación de hacer frente a un Parlamento hostil y a un Gobierno en minoría y, puede que aún peor, con pactos con ciertas fuerzas políticas.

A pesar de lo aparentemente apretado que estará todo, el elector no tendrá que exprimirse los sesos (si es que alguna vez lo ha hecho) comparando programas electorales. No. Esta vez, más allá de las propuestas concretas en materia de economía, se trata de apostar por un modelo de España o por otro, o mejor dicho, por España o por su venta por parcelas. Se trata también de apostar por la igualdad entre los ciudadanos y la preservación de las libertades, o por impedir que ciudadanos españoles puedan ser educados en la lengua oficial o expresen libremente sus opiniones sin ser censurados. Se trata de usar el Estado de Derecho para luchar contra el terrorismo o de optar porque sean los terroristas quienes decidan qué instrumentos les pueden ser de utilidad.

Como decía antes, no sé si serán las más reñidas, pero de lo que sí estoy seguro es que están siendo de las más violentas de los últimos años. Tres agresiones, siempre por parte de la izquierda en sus diferentes formatos radicales, a tres mujeres que plantean ideas diferentes a las que se inculcan como verdades oficiales en Cataluña, País Vasco o en el seno del PSOE. Que alguien me diga ahora que la sociedad no está enferma. En cualquier caso, las elecciones del 9M, a pesar de lo complejas que puedan parecer, son realmente sencillas porque estamos votando la esencia de nuestro modelo de país y de nuestro modelo de convivencia. En fin, pase lo que pase en El Mentidero estaremos para contarlo casi todo.

Murcia no se vende, salvo que lo hagan los amigos

3 comentarios

Se nota que están muy cerca las elecciones y, aunque el PSOE está más o menos muerto en Murcia desde el mes de mayo del pasado año, hay una parte de la izquierda que, ante la proximidad de los comicios intenta por enésima vez vincular las tramas y corruptelas urbanísticas con el Partido Popular. Vaya por delante que no entraré en el estúpido juego del "y tú más", ya que creo que todo aquél que infrinja la ley debe pagar por ello y, además, los ciudadanos deben repudiarlo de igual forma. Esta norma es, por supuesto, extensible a los partidos políticos que deberían expulsar a todos los que se encuentren en dicha situación.

No obstante, el sábado se pudo presenciar una patética manifestación en Totana de los de "Murcia no se vende", a lo que deberían añadir "salvo que la compren colegas nuestros" o algo así. Lo digo porque después de la que se montó con
Juan Morales, hombre bastante impresentable pero cuya persecución mediática violaba toda presunción de inocencia, y con José Martínez Andreo, estos ecologistas de alquiler tuvieron la brillante idea de convocar una concentración en el pueblo bajo el lema "Esto no es Plan". ¡Oh, qué originalidad y agilidad mental! El caso es que totaneros, al parecer, pocos, lo cual debería hacerles reflexionar, ya que van a protestar contra un Plan de Ordenación Urbana a un pueblo cuyos afectados se quedan en su casa. A lo mejor piensan como aquella María José no sé qué (lo siento, no recuerdo su apellido, pero creo que se presentó a la alcaldía de Murcia por el PSOE), que decía que los murcianos se habían acostumbrado a la corrupción.

El caso es que esta plataforma cuyos entregados miembros, algunos algo zarrapastrosos, todo sea dicho de paso, gritaban enérgicamente "gobierne quien gobierne, Totana no se vende", podría pensar en convocar una manifestación en Los Alcázares donde las ramificaciones "malayas", y los "escuderazos" de el ex-alcalde socialista salpican por doquier el pueblo costero. Pero no, todo parece indicar que no se manifestarán, debe ser porque no se está a gusto ahora en la playa, con el biruji este que corre. O a lo mejor, uno ya puesto a pensar mal, es porque a los que integran esta plataforma, lo único que les importa es intentan arañar algún voto al PP, mientras miran para otro lado cuando es algún socialista-de-toda-la-vida el que choricea. Parece que al final, lo de "gobierne quien gobierne..." también va a ser mentira.

Camino de podredumbre

6 comentarios

La escena que se vivió ayer en la Universidad de Santiago de Compostela fue un verdadero escaparate del nivel de crispación y de privación de libertades que atraviesa España. Insultos, gritos de "ojalá que te mate ETA", "terrorista" o "fascista", de aquellos que acudieron al acto de boicot a la presencia de María San Gil, junto con diversos intentos de agresión hacia su persona que fueron más allá del intento cuando causaron heridas al personal de seguridad que la escoltaba. Por si fuera poco, a alguna profesora le gritaron también "a ver si hay suerte y te montas también en el mismo coche que ella". Esto creo que transgrede el límite de la libertad de expresión, que fue precisamente lo que se coartó ayer en un recinto que debe servir como foro de debate y como escaparate de las personas e ideas que nos guiarán en los próximos años. Por desgracia, puede que lo de ayer sea efectivamente eso, el reflejo de una juventud podrida, radical e inculta, formada en el odio hacia lo diferente y no en la tolerancia.

Pero, aunque desde luego, los únicos culpables son los salvajes que cometieron los ataques de ayer, ese odio y ese intento por marginar, excluir y, a la vista de los acontecimientos, si es posible exterminar a quien piensa de modo distinto, está siendo alimentado desde hace años por el PSOE, un partido que, junto con el PP, están llamados a hacer un ejercicio de cordura y a mantener una cierta estabilidad social. El PSOE ha dado alas a toda esta gentuza, pactando con sus "mayores" en Galicia y Cataluña. La prueba de que están hoy más fuertes e implantados es la creciente kale borroka que está apareciendo en Galicia.

Como decía, los jóvenes cada vez hacen más el imbécil y hacen, a veces inconscientes, cegados por algún absurdo ideal independentista, territorial o racial, el trabajo de otros. No sólo en el País Vasco hay unos que agitan el árbol y otros que recogen las nueces. Ahora parece también que, además, hay un latifundista que no se quiere ensuciar las manos recogiendo frutos pero que se queda con las ganancias que generan. Pero, insisto, toda esta red existe porque estamos dispuestos a tolerarla y a alentarla. Durante el franquismo hubo jóvenes que lucharon contra la tiranía, después quienes esparcieron el espíritu democrático venciendo barreras, pero hoy los jóvenes no luchamos por nada, algunos, incluso luchan por establecer un régimen similar, pero de color distinto, al que asfixió a este país hace años. Este país no aprenderá nunca, estamos condenados a andar siempre por el mismo camino de podredumbre.

A la memoria de Ángel García Rabadán

8 comentarios

Hoy, 10 de febrero de 2007, se cumplen 16 años del asesinato a manos de ETA de Ángel García Rabadán, Policía Nacional. Fue asesinado por un coche bomba junto a la comandancia de la Guardia Civil en Murcia. Desde aquí quiero transmitir mi apoyo a su familia, que, como el propio Ángel, está siempre en el recuerdo colectivo de muchos murcianos. No dejaremos que haya un crímen sin castigo ni un asesino fuera de la cárcel.

Ángel García Rabadán, descansa en paz

The day the music died

5 comentarios

Tal día como hoy, en 1959, morían en accidente de avión tres de las grandes figuras del Rock. La desaparición de Buddy Holly, The Big Bopper y Ritchie Valens fue una de las fuentes de inspiración de la canción más conocida de Don McLean, American Pie, que hoy os dejo en el blog (se nota que sigo de exámenes, ¿eh?). La enigmática letra de la canción ha sido objeto de numerosas teorías e interpretaciones, pero parece que en ella se deja entrever la pérdida de la inocencia norteamericana de los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial. De hecho, son continuas las alusiones a la despreocupación y prosperidad del país, como las numerosas presas construidas, símbolo del crecimiento americano, el tradicional Chevrolet y el propio pastel american pie que da título a la canción.

La canción fue número uno durante un par de semanas en las listas de éxitos de los USA, pero ha sido con el paso del tiempo cuando se ha llegado a convertir en uno de los grandes iconos de la cultura, no sólo musical, de los Estados Unidos. Bueno, os dejo con ella, espero que os guste.