Acho, tío, ¿nos echamos un Pro?

Idiotizados. Todos idiotizados. No quedan muchos más diagnósticos posibles. Lo más escuchado últimamente entre los críos de 16 o 18 años es la tan manida frase de "acho, tío, ¿nos echamos un Pro?". Desde luego, admite variantes quitándole el tío, incluyendo el nombre del acho en cuestión, o cerrando la pregunta con un ¿o qué? Vaya por delante, no se me vaya a ofender nadie, que soy firme defensor del acho, que tanto se usa en esta tierra y que, además, da título a algún gran blog murciano.

El caso es que, la otra tarde, iba caminando yo junto a la librería González Palencia de Diego Marín, junto a La Merced, y paso junto a un grupo de chavales, con sus chándales de cientoypico euros blancos con la raya negra en el pantalón o viceversa. Por supuesto, no faltaba su acné crónico. Uno de ellos, el que debía ser el líder y cabeza pensante (es un decir), le suelta al resto "acho, tíos, ¿nos vamos a casa del Joaquin (póngase el acento en la a) y nos echamos un Pro, ¿o ké?". La k la pongo yo, pero también estaría en la mente del personaje. La frase es una prueba de lo, digamos versátil, que puede resultar el castellano.

Yo sé que a muchos les puede parecer una tontería, pero la frase que los amigos del Joaquin soltaron aquella tarde, y que tan harto estoy de oir, para mí es el exponente de lo que dan las mentes pensantes de muchos de los adolescentes. Reconozco también que, el hecho de que lo dijeran delante de una librería, también contribuyó a lo simbólico de la escena. Bueno, acho tíos, me voy a hacer las últimas compras navideñas. Ya si eso, a la vuelta, nos vamos c'al Joni y nos echamos ese Pro, ¿eh?

8 comentarios:

Tienes libertad dijo...

Vaya risas que me he echado leyendo lo del Acho, ¡muy bueno Cayo!

Ramón_Lozano dijo...

Cómo te gustán las crónicas costumbristas de la España moderna, jeje Y a mí que el Pro no me gusta y mis amigos siempre que está la PlayStation se vician durante horas...

Saludos y ya he regresado yo también.

Cayo dijo...

Ramón, ¡no sabes cuánto me gustan! A mí me pasa igual, no me gusta jugar al Pro en absoluto. Aunque a unas carreras con el Mario Kart o a un tenis con la Wii, no le hago ascos.

Me alegro de que estés de nuevo por aquí.

¡Saludos!

Imperator dijo...

Sólo te ha faltado poner nombres y apellidos, blanco y en botella.

Risueño y acertadísimo.

Cayo dijo...

Bueno, Imperator, en realidad, ahí casan muchos nombres. ¿Es que la escena te sugiere algunos en concreto?

Imperator dijo...

Podría ser, podría ser.

Así está Murcia dijo...

Acho Cayo, ¿nos echamos un Pro? jajaja. ¿Por dónde irá Imperator?

Cayo dijo...

Pues, sinceramente, a mí también me tiene despistado...